UN CASO DE CIBER ACOSO, VIOLACIÓN AGRAVADA Y VIOLENCIA FAMILIAR PONE A PRUEBA A LA JUSTICIA EN SANTA CRUZ

Un juez cautelar envió a la cárcel a Diego Ribera por una demanda de violencia familiar. Otras víctimas se sumaron a la denuncia y aseguraron que es un psicópata, acosador y violador en serie.


10 de Abril, 2016
Fuente:  ANF

Santa Cruz, 10 de abril (2016).- A pesar de varias denuncias que desde 2010 cursan en su contra es la primera vez que un juez decidió enviar a la cárcel a Diego Ribera Camacho en el proceso que se le sigue por violencia familiar.

Samanta J. que mantiene su identidad en reserva por temor a su agresor, denunció que fue raptada a los 14 años, violada y sometida a vejámenes sexuales durante varios años. Fue obligada a casarse, luego de procrear dos hijos y abortar al menos en dos oportunidades como consecuencia de la violencia física a la que fue sometida. 

Luego de siete horas de alegatos, el juez Martín Camacho ordenó la detención de Ribera en la cárcel de Palmasola de Santa Cruz al constatar peligro de fuga, riesgo de obstaculización de la justicia y amenazas a la víctima y sus abogadas, y a las autoridades judiciales.

 

Durante la audiencia cautelar se conoció que además de la demanda por violencia familiar, cursan otras denuncias contra Ribero por ciber acoso, rapto y violación agravada. “Existen múltiples víctimas, por el momento se han presentado tres”, explicó a ANF la abogada Arleti Tordoya del equipo jurídico de Mujeres Creando, filian Santa Cruz.

Dijo que durante la audiencia cautelar, el imputado admitió que tiene al menos 75 mujeres y su abogado, Winter Ramos, intentó justificar ese extremo con el argumento de que su cliente es “muy guapo y demandado por las mujeres, su único delito esa salir con ellas”.


MF/ZA

mujerescreando.com